Medicamentos para infección de orina

Una infección del tracto urinario (ITU) es una infección bacteriana de la vejiga, los riñones, los uréteres o la uretra, los órganos que componen el aparato urinario. Las infecciones urinarias en los niños por lo general se producen si las bacterias comienzan a crecer en estas partes del cuerpo.

Medicamentos para infección de orina

Los síntomas de una infección del tracto urinario pueden ser difíciles de notar en un bebé o un niño pequeño. Los síntomas en un bebé pueden incluir fiebre inexplicable, falta de apetito, vómitos y orina con un olor inusual. Los síntomas de un niño pequeño pueden incluir dolor o ardor al orinar, necesidad frecuente de orinar, pérdida del control de la vejiga, la orina descolorida o con mal olor, y la fiebre.

El diagnóstico de una infección urinaria en un niño por lo general requiere una historia médica y un examen físico, análisis de orina y urocultivo. Pero si los síntomas del niño y los resultados del análisis de orina sugieren fuertemente que él o ella tiene una infección urinaria, muchos médicos prescriben antibióticos, sin esperar a los resultados de un cultivo de orina.

El tratamiento para la mayoría de los niños con ITU son antibióticos orales y atención domiciliaria.

El cuidado en el hogar incluye animar al niño a beber mucho líquido para eliminar las bacterias de la vejiga y recordar al niño que debe orinar con frecuencia y vaciar la vejiga cada vez que va al baño.

Algunos antibióticos para tratar las infecciones del tracto urinario (ITU) son ciprofloxacina (Cipro), fosfomicina (Monurol), Levaquin (levofloxacino), nitrofurantoína (Furadantin, Macrobid, Macrodantin) y sulfametoxazol con trimetoprim (Bactrim y Septra).

Estos medicamentos matan la bacteria que comúnmente causan infecciones del tracto urinario (ITU). Los antibióticos tratan la infección urinaria y evitan las complicaciones de la infección, como el daño renal. Los antibióticos también previenen las infecciones urinarias. El médico puede prescribir un tratamiento antibiótico preventivo para:

  • Las mujeres que tienen infecciones urinarias recurrentes (al menos dos infecciones urinarias cada 6 meses o tres en 1 año).
  • Las mujeres embarazadas que tenían infecciones urinarias recurrentes antes de embarazarse o durante el embarazo.
  • Las personas que tienen lesiones en la médula espinal u otras afecciones del sistema nervioso que afectan a la micción.
  • Las personas que han tenido un trasplante de riñón.
  • Las personas que van a someterse a una operación que afecta al tracto urinario.

Los antibióticos son eficaces para la mayoría de las infecciones urinarias. Debes comenzar a sentirte mejor al cabo de 1 a 2 días después de comenzar los antibióticos. Si tus síntomas empeoran o si no te sientes mejor al tercer día, llama a tu médico.

Es importante tomar todos los antibióticos recetados por tu médico. La mayoría de las personas comienzan a sentirse mejor al poco tiempo después de empezar el medicamento. Pero si se dejan de tomar el medicamento en el momento que comienzan a sentirse mejor, la infección puede regresar.

Cuando se toma como terapia preventiva, los antibióticos también reducen el número de infecciones urinarias recurrentes. Pero los estudios muestran que este tipo de tratamiento es de corta acción. Cuando se deja de tomar un antibiótico, es muy probable que padezcas una infección.

Todos los medicamentos tienen efectos secundarios. Sin embargo, muchas personas no los experimentan. Debes llamar a tu médico si tienes dificultad para respirar e hinchazón de la cara, labios, lengua o garganta. También debes hablar con tu médico si experimentas escalofríos, fiebre, dolor abdominal y náuseas o vómitos.

Ciprofloxacina y Levofloxacina

Llama a tu médico de inmediato si tienes:

  • Urticaria.
  • Dolor repentino después del ejercicio (especialmente en el tobillo, parte posterior de la rodilla o la pierna, el hombro, el codo o la muñeca).
  • Dolor, ardor, entumecimiento, hormigueo o debilidad.
  • Desmayos.
  • Unos latidos irregulares o lentos del corazón.

Fosfomicina

Llama a tu médico de inmediato si tienes:

  • Urticaria.
  • Diarrea con sangre y diarrea severa.
  • Cambios en tu visión.
  • Calambres o dolor severo en el estómago.
  • Color amarillo de la piel o los ojos.
Medicamentos para cistitis

Nitrofurantoin

Llama a tu médico de inmediato si tienes:

  • Urticaria.
  • Un cambio en el color de la piel.
  • Dolor en el pecho.
  • Dolor en las articulaciones o los músculos.

Sulfametoxazol con trimetoprim

Llama a tu médico de inmediato si tienes:

  • Urticaria.
  • Cambios en la piel, tales como exfoliación o formación de ampollas.
  • Dolor en las articulaciones o los músculos.
  • Sangrado inusual.
  • Manchas de sangre debajo de la piel.
  • Un sangrado por la nariz que no se puede parar.
  • Sangrado de las encías al cepillarte los dientes.

Los efectos secundarios comunes de los antibióticos incluyen:

  • Diarrea.
  • Mareos.
  • Dolor de cabeza.
  • Cansancio.
  • Dolores leves de estómago o calambres, náuseas o pérdida del apetito.
  • La inflamación de la vagina, causando molestias o dolor.