Medicamentos para los gases

La digestión es un proceso notable que a menudo se da por sentado. Comemos, absorbemos los nutrientes que necesitamos para tener energía y mantenernos saludables, y por último, eliminamos lo que no necesitamos. Sin embargo, no siempre todo es tan fácil. Uno de los subproductos molestos de este asombroso proceso son los gases. Éstos pueden causar incomodidad física y vergüenza a quiénes los padecen. La presencia de cantidades excesivas de aire o gases en el estómago o el intestino, lleva a la distensión de los órganos.

Medicamentos para los gases

A continuación te ofrecemos unos consejos para minimizar las flatulencias:

Liberar gases es normal y tal vez una buena señal. La mayoría de los adultos liberan gases intestinales de 10 a 20 veces al día. Algunos de los alimentos más saludables como las judías, el brócoli y algunos granos enteros tienden a causar gases. Un poco de flatulencia podría ser una indicación de que estás comiendo lo que debes.Reduce la velocidad, ya que comer demasiado rápido puede provocarte gases. Cada vez que comes o bebes algo, te entra aire. Parte de ese aire bate en retirada en la forma de un eructo, pero algunos también pueden entrar en el estómago y, finalmente, hacer su camino a través de todo el tracto digestivo. Por lo que es necesario comer y beber despacio y masticar bien los alimentos.

Evita la cerveza, refrescos y otras bebidas carbonatadas ya que son los principales responsables de los gases. Al parecer, los gases también pueden ser una consecuencia del tabaquismo. Se dice que se deben evitar los alimentos con azufre si tienes problemas de este tipo. El mal olor de los gases proviene de los alimentos que contienen azufre, principalmente sulfuro de hidrógeno y metilmercaptano, como los huevos, la carne y la coliflor. El ejercicio diario y el mantenernos activos en nuestra vida nos ayudará a eliminar los gases de forma natural.

Los siguientes fármacos y medicamentos están de alguna manera relacionados con ellos o son utilizados en el tratamiento de los gases. Además de seguir los consejos anteriormente mencionados, también puedes probar con las siguientes opciones médicas.

Enzimas

Las enzimas se pueden comprar en las farmacias sin necesidad de tener receta médica. Las enzimas alfagalactosidasa facilitan la descomposición de los carbohidratos complejos como los que se encuentran en los granos enteros y por lo tanto, es un buen medicamento para eliminar los gases.

Antiácidos

Estos medicamentos también se pueden conseguir sin necesidad de receta médica. Funcionan falicitando la explusión de los gases por la boca en forma de eructo, proporcionándonos así un alivio inmediato, en lugar de dejar que los gases viajen a través del recto.

Carbón activado

Las pastillas de carbón activado como el Finocarbo ayudan a deshacer los gases en el intestino. Estas pastillas deben tomarse antes de las comidas para conseguir un efecto óptimo.

Surfactantes

La combinación de simeticona e imodium avanzado reduce significativamente los gases y la hinchazón asociada con la diarrea. Los medicamentos que contienen simeticona son:

  • Aero Red en comprimidos masticables, gotas orales y cápsulas blandas.
  • Disolgas.
  • Entero-Silicona en emulsión oral.
  • Flatoril en cápsulas y emulsión oral.
  • Gelosim.
  • Imodium en comprimidos y cápsulas.
  • Meteoril en comprimidos masticables.
  • Imonogas en cápsulas blandas.
Pastillas para los gases

Antibióticos

Los antibióticos no absorbibles como la rifaximina de 400 mg suministrada 2 veces al día durante como mínimo 10 días, mejora significativamente los síntomas de hinchazón y flatulencia.

Subsalicilato de bismuto

<

Este medicamento puede reducir los gases hasta en un 95% pero no debe suministrarse como tratamiento crónico ya que es tóxico a largo plazo.

Remedios naturales

Para combatir los gases y las flatulencias puedes probar los siguientes remedios naturales:

  • Hinojo.
  • Tomillo.
  • Romero.
  • Anís.
  • Infusión de manzanilla.
  • Infusión de menta poleo.

También se dice que si se echa agua fría cuando se están hirviendo las legumbres se reduce la cantidad de oligosacáridos. Así que con el simple hecho de interrumpir la cocción un instante no tendremos tantas molestias debido a los gases.