Medicamentos para no dormir

En algunos casos, los médicos recetan medicamentos como pastillas para dormir para el tratamiento de los trastornos del sueño. Estos medicamentos se utilizan normalmente durante un corto tiempo y funcionan mejor en combinación con buenas prácticas de sueño y/o tratamientos conductuales.

Medicamentos para no dormir

El despertar con una resaca sin haber bebido ni una gota de alcohol es una consecuencia del insomnio. Tener una mala noche de sueño significa algo más que tener que enfrentarse a un mal día por delante.

Tipos de fármacos usados ​​para tratar trastornos del sueño

A continuación se mencionan algunos de los tipos de medicamentos utilizados para tratar trastornos del sueño. Tu médico puede prescribir la medicación adecuada para tus problemas específicos del sueño.

Anti-parkinsonianos

Los fármacos anti-parkinsonianos (agonistas dopaminérgicos), como el Sinemet, Parlodel, Requip, Permax, Neupro y Mirapex son medicamentos que pueden usarse para tratar el síndrome de piernas inquietas y trastorno del movimiento periódico de las piernas (también llamado síndrome de mioclonía nocturna).

Benzodiazepinas

Las benzodiazepinas se incluyen en una clase de medicamentos llamados hipnóticos. Algunos tipos de benzodiazepinas incluyen Klonopin, Valium, Restoril, Prosom, Xanax y Ativan. Estos medicamentos pueden usarse para tratar parasomnias. En ocasiones, también se utilizan para tratar el bruxismo (rechinar de dientes) y el insomnio a corto plazo.

Hipnóticos no benzodiacepínicos

Los hipnóticos no benzodiacepínicos, tales como Ambien, Sonata y Lunesta; estos medicamentos se utilizan para tratar el insomnio a corto plazo.

Estimulador del receptor de melatonina

El estimulador del receptor de melatonina, Rozerem, fue aprobado en 2005 y hasta la fecha constituye una clase por sí mismo. Se utiliza para tratar el insomnio.

Opiáceos

Los opiáceos, como la codeína, la oxicodona, la metadona y dihidromorfona; estos medicamentos pueden usarse para tratar el síndrome de piernas inquietas que no responde al tratamiento o está presente en el embarazo.

Anticonvulsivos

Los anticonvulsivos, tales como Tegretol y Carbatrol; Depakene y Depakote; Horizant y Neurontin; estos medicamentos pueden usarse para tratar el síndrome nocturno de comer, el síndrome de las piernas inquietas, el trastorno del movimiento periódico de las piernas y el insomnio relacionado con el trastorno bipolar.

Anti-narcolépticos

Los anti-narcolépticos, como el Provigil, se pueden utilizar para mejorar la vigilia durante el día en los que son trabajadores por turnos o que sufren de narcolepsia o la apnea del sueño. El Xyrem es otro medicamento que puede controlar la somnolencia diurna excesiva y la pérdida de control muscular en las personas con narcolepsia.