Medicamentos para verrugas

Si te decides por quitarte las verrugas, puedes encontrar tanto medicamentos de venta sin receta como medicamentos recetados.

Medicamentos para verrugas

Medicamentos de venta sin receta

El ácido salicílico, suaviza las capas de la piel que forman una verruga de modo que se puede utilizar para eliminarlas. Las fórmulas de ácido salicílico incluyen el Compound y el oclusal.

Medicamentos de venta con receta

Los medicamentos que el médico puede utilizar o prescribirte para que tú mismo los utilices, incluyen:

  • Crema con retinoides: Este medicamentos altera el crecimiento de las células de la piel de la verruga.
  • Cantaridina: Este medicamento hace que la piel debajo de la verruga se levante formado una ampolla, lo que la separa de la piel. Este medicamento se inyecta en la verruga en el consultorio de un médico.
  • Medicamentos de inmunoterapia, que ayudan a combatir los virus del sistema inmune de tu cuerpo, incluyendo el virus del papiloma humano (VPH) que causa verrugas. Estos medicamentos pueden incluir el imiquimod, sensibilizadores de contacto y el interferón.
  • Inyecciones de bleomicina, que destruye la piel en la que se encuentra la verruga. La bleomicina no se utiliza a menudo, porque es un tratamiento doloroso tanto durante como después de la inyección.

Otros medicamentos utilizados para las verrugas incluyen fluorouracilo-5, que se utiliza con más frecuencia en las verrugas genitales y la cimetidina. La cimetidina puede ser tomado por vía oral o en inyección.

Al igual que con cualquier medicamento, debes hablar con tu médico antes de usar un medicamento para verrugas si estás o puedes estar embarazada. Algunos medicamentos para las verrugas pueden causar defectos de nacimiento.

La crioterapia, que utiliza un líquido muy frío para congelar una verruga, es el procedimiento más utilizado en el que no se utiliza la medicina. Este procedimiento presenta poco riesgo de cicatrización, pero puede ser doloroso.

Normalmente el primer tratamiento que se utiliza para eliminar las verrugas es el tratamiento en el hogar. Cuando se hace correctamente, este tratamiento suele ser menos doloroso que el tratamiento quirúrgico.

El tratamiento en el hogar incluye:

  • Ácido salicílico. Como ya hemos comentado, se considera actualmente el tratamiento más deseable, sobre la base de su eficacia y seguridad. El tratamiento dura de 2 a 3 meses.
  • Tratamiento con cinta adhesiva. En éste se utiliza una cinta adhesiva para cubrir la verruga durante un período de tiempo. Este tratamiento dura de 1 a 2 meses.
  • La crioterapia sin receta. Hay kits de crioterapia caseros que se pueden comprar sin receta, como el del Dr. Scholl. Estos tratamientos pueden ser seguros para las verrugas en las manos o los pies, pero no para las verrugas genitales. Sigue cuidadosamente todas las instrucciones.

Si no estás seguro de que un crecimiento de la piel sea una verruga o si tienes diabetes, enfermedad arterial periférica u otras enfermedades importantes que pueden afectar a tu tratamiento, lo mejor es consultar a un profesional de la salud.

Cómo reducir el dolor de una verruga plantar

Puedes reducir el dolor plantar verruga si:

  • Llevas zapatos y calcetines cómodos.
  • Utilizas medicamentos sin receta, como la aspirina, el ibuprofeno (como Advil) o acetaminofeno (como Tylenol) para ayudar a aliviar el dolor. No le des aspirina a una persona menor de 20, debido al riesgo del síndrome de Reye, una enfermedad grave pero poco frecuente.

Los tratamientos con ácido salicílico a menudo son efectivos. No son muy dolorosos, no son muy caros y por lo general no causan cicatrices. El ácido salicílico es un buen tratamiento para los niños porque no es muy doloroso. Para que el tratamiento tenga éxito, el ácido salicílico se debe aplicar sobre una base regular, por lo general durante varios meses.

Tratamientos para verrugas

Los remedios caseros, como el frote de una judía sobre las verrugas, pueden tener un efecto sobre una verruga. Pero este tratamiento puede simplemente coincidir con la desaparición natural de la misma.

Nunca debes cortarte o quemar una verruga tú mismo.

No todas las verrugas necesitan ser tratadas. Por lo general desaparecen por sí solas en cuestión de meses o años. Esto puede deberse a que, con el tiempo, tu sistema inmunológico es capaz de destruir el virus del papiloma humano que causa las verrugas.

Puedes decidir tratar una verruga si es:

  • Dolorosa.
  • Vergonzosa.
  • Se irrita fácilmente.
  • Crece o se extiende a otras partes del cuerpo o a otras personas.

El objetivo del tratamiento para las verrugas es destruirlas o eliminarlas sin crear tejido cicatricial, que puede ser más doloroso que la propia verruga. También importante tener la voluntad de seguir un curso de tratamiento que puede durar semanas o meses.

El tratamiento de verrugas no siempre tiene éxito. Incluso después de que una verruga se haya minimizado o desaparecido, puede reaparecer o extenderse a otras partes del cuerpo. Esto es porque la mayoría de los tratamientos sólo destruyen la verruga y no matan el virus que la causa.