Medicamentos para verrugas genitales

Hay dos tipos principales de tratamiento para las verrugas genitales:

  • Tratamiento tópico, donde se aplica una crema, loción o emulsión química directamente a la verruga o verrugas.
  • Ablación física, donde se destruye el tejido de la verruga usando fuerzas externas, tales como láseres o electricidad.
Medicamentos para verrugas genitales

Las personas responden a los tratamientos para las verrugas genitales de diferentes maneras.

Sin embargo, los tratamientos tópicos tienden a funcionar mejor en las verrugas más suaves y la ablación física tiende a funcionar mejor en las verrugas más duras y ásperas. A veces, se puede utilizar una combinación de tratamiento tópico y ablación física.

Cualquier tipo de tratamiento puede necesitar varios meses para eliminar las verrugas, por lo que es importante tener paciencia y perseverar en el tratamiento.

Tratamiento tópico

Hay varios tratamientos tópicos que se pueden utilizar para tratar las verrugas genitales. Estos se describen a continuación.

Podofilotoxina

La Podofilotoxina generalmente se recomienda para el tratamiento de grupos de pequeñas verrugas. Se presenta en forma líquida y tiene un efecto tóxico (venenoso) en las células de las verrugas.

Se necesita un palito de aplicación especial para administrar la dosis correcta del líquido. Puedes notar una sensación de irritación leve cuando se aplica el líquido a la verruga.

El tratamiento con podofilotoxina se basa en ciclos. El primer ciclo de tratamiento consiste en aplicar el medicamento dos veces al día durante tres días. Esto debe ser seguido por un ciclo de descanso donde tienes cuatro días sin tratamiento. La mayoría de las personas requieren cuatro o cinco ciclos de tratamiento separados por ciclos de descanso.

Imiquimod

El Imiquimod es un tipo de crema generalmente recomendada para tratar verrugas grandes.

El Imiquimod funciona ayudando a estimular el sistema inmunológico para que ataque a las verrugas. Se debe aplicar la crema sobre las verrugas y luego lavar la crema sobrante pasadas de seis a diez horas. Esto debe hacerse tres veces a la semana.

A menudo este tratamiento puede necesitar varias semanas antes de que puedas observar una mejoría en tus síntomas. Los efectos secundarios comunes del imiquimod incluyen:

  • Endurecimiento y descamación de la piel.
  • Hinchazón de la piel.
  • Sensación de ardor o picazón después de aplicar la crema.
  • Dolor de cabeza.

Estos efectos secundarios son generalmente leves y deben pasarse en un plazo de dos semanas después de interrumpir el tratamiento con imiquimod.

Ácido tricloroacético (TCA)

El ácido tricloroacético (TCA) puede ser recomendado para el tratamiento de verrugas pequeñas que son muy difíciles de eliminar. El TCA también se recomienda para el uso en las mujeres embarazadas, ya que se cree que es el más seguro de todos los tratamientos tópicos para usar durante el embarazo.

El TCA funciona mediante la destrucción de las proteínas dentro de las células de la verruga. Sin embargo, si no se aplica correctamente, puede dañar la piel sana. Por lo tanto, no se recomienda aplicarlo a uno mismo. En lugar de ello, se debe acudir a un médico o enfermera para que aplique correctamente el medicamento.

Después se aplica el TCA, algunas personas experimentan una sensación de ardor intenso de entre cinco y diez minutos.

Ablación física

Hay cuatro métodos principales usados ​​en la ablación física de las verrugas genitales. Ellos son:

  • Crioterapia.
  • Excisión.
  • Electrocirugía.
  • Cirugía con láser.

Estos tratamientos deben ser administrados por un profesional de la salud.

Crioterapia

La crioterapia generalmente se recomienda para el tratamiento de verrugas múltiples y pequeñas, en particular las que se desarrollan en el pene o cerca o en la vulva.

La crioterapia consiste en congelar la verruga con nitrógeno líquido. La congelación ayuda a matar las células de la verruga mediante el fraccionamiento de sus membranas externas. Después de ser congelada, se deja que la verruga para descongele y, si es necesario, puede ser congelada y descongelada de nuevo.

Durante el tratamiento con crioterapia, experimentarás una leve a moderada sensación de ardor. Una vez finalizado el tratamiento, es probable que desarrolles irritación de la piel, ampollas y dolor en el lugar de la verruga. Tu piel necesitará entre una y tres semanas para sanar.

Evita tener relaciones sexuales hasta que el área de la piel alrededor de la verruga haya sanado completamente.

Tratamientos para verrugas genitales

Excisión

La escisión es cuando las verrugas se cortan. Este método se recomienda a veces para tratar pequeñas verrugas endurecidas, especialmente cuando hay una combinación de pequeñas verrugas que se han unido para formar una especie de forma de coliflor.

Al inicio del procedimiento se te aplicará un anestésico local para adormecer el área de la piel alrededor de la verruga. La verruga se corta con un bisturí quirúrgico y la incisión queda sellada con puntos de sutura.

La escisión puede causar cicatrices así que puede no ser adecuada para grandes verrugas. El área de la piel a partir de donde se extrae la verruga estará dolorida y sensible durante de una a tres semanas.

Debes evitar tener relaciones sexuales hasta que el área de la piel alrededor de la verruga haya sanado completamente.

Electrocirugía

La electrocirugía se combina a menudo con la escisión para tratar verrugas grandes que se desarrollan alrededor del ano o la vulva y que no han respondido a los tratamientos tópicos.

En primer lugar, se utiliza la escisión para eliminar la mayor parte exterior de la verruga. A continuación, se presiona un bucle de metal contra la verruga. Una corriente eléctrica pasa a través del bucle con el fin de quemar la parte restante de la verruga.

La eliminación de un gran número de verrugas con este método puede ser muy doloroso, por lo que se administra al paciente un anestésico regional (donde se adormece todo el cuerpo por debajo de la columna vertebral, similar a la epidural durante el embarazo) o anestesia general.

Cirugía con láser

La cirugía con láser puede ser recomendada para el tratamiento de grandes verrugas genitales que no pueden ser tratadas utilizando otros métodos de ablación física, ya que son de difícil acceso, como las que salen en el interior del ano o la uretra (el conducto que conecta la vejiga al pene o la vulva, a través del cual pasa la orina).

La cirugía con láser también se puede recomendar para las mujeres embarazadas que no responden al tratamiento con ácido tricloroacético (TCA).

Durante el procedimiento, un cirujano utiliza un láser para quemar las verrugas. Dependiendo del número y tamaño de las verrugas, la cirugía con láser se puede realizar bajo un anestésico local o general.

Al igual que con otros tipos de tratamiento de ablación, se puede esperar dolor e irritación en el sitio donde se extirparon las verrugas. Esto debería curarse pasadas de dos a cuatro semanas.